Главная Журнал «Россия и Запад: диалог культур» Главная Рубрики Язык и культура Ahmed Kissami Mbarki "Cultural areas in the translation (examples of the Arabic translation of Cuaderno de Sarajevo by Juan Goytisolo)"

Ahmed Kissami Mbarki "Cultural areas in the translation (examples of the Arabic translation of Cuaderno de Sarajevo by Juan Goytisolo)"

Ahmed Kissami Mbarki

Profesor de la Facultad de la Traducción e Interpretación
de la Universidad de Granada
C/ Buensuceso 11, 18071, Granada
Teléfono:+34 669639901
Fax: 958244104
E-mail:
Kissami@ugr.es

Elementos culturales y su traducción (ejemplos de la versión árabe de cuaderno de sarajevo de juan goytisolo)

Resumen: En este artículo se presenta un estudio comparativo sobre la traducción de algunas referencias culturales dentro de la versión árabe de Cuaderno de Sarajevo de Juan Goytisolo.

Teniendo en cuenta que la práctica de una traducción no sólo contribuye a entender un texto escrito en una lengua diferente sino también a favorecer el conocimiento de esa cultura, intentamos poner de manifiesto que los rasgos culturales e históricos son una parte importante a tener en cuenta en una traducción y que el hecho de ignorarlos rompe con todos los moldes de la traducción, tanto a nivel teórico como práctico.

En función de los ejemplos subrayados en el análisis comparativo que presentamos, podemos sostener que en estos casos el traductor no tiene en cuenta todos los elementos culturales por lo que su versión reduce la comprensión parcial o total del texto original.

Palabras clave: Traducción, análisis comparativo, referencias culturales, versión árabe.

Ahmed Kissami Mbarki

Professor of the Faculty of Translation and Interpreting
University of Granada
C/ Buensuceso 11, 18071, Granada
Teléfono:+34 669639901
Fax: 958244104
e-mail: Kissami@ugr.es


Cultural areas in the translation (examples of the Arabic translation of Cuaderno de Sarajevo by Juan Goytisolo)

Abstract: This article is a comparative, study of some cultural references omitted in the Arabic translation of Sarajevo Note Book by Juan Goytisolo. It attempts to analyze the importance of cultural and historical features in the translation. Translation is not simply the act of reproducing one language into another but it must also capture cultural areas which are wholly or subtly different from each other. Their omission breaks all rules of translation, both in terms of theory and practice. The selected examples of the Arabic translation show the extent to which the translator has reduced his version to a partial or even full misunderstanding of the original text.

Key words: Translation, comparative analysis, cultural references, Arabic translation.

1. Introducción

Hay una tendencia en los estudios de la traducción que tratan el conflicto cultural, entre las condiciones de producción de conocimiento en una cultura dada y cómo un saber proveniente de un contexto se puede interpretar según el punto de vista de otra cultura distinta.

Partimos de que el texto traducido es a la vez producto y parte de la cultura meta y cada elemento cultural es un eslabón importante en la cadena de transmisión y la comprensión parcial y total de un discurso determinado.

Carbonell Cortés expone [1997: 47]: “A pesar de la frecuencia con la que aparece en la teoría cultural contemporánea, la traducción vista como paradigma de contacto cultural no constituye una cuestión tan clara como podría parecer a primera vista. Cualquier relación de obras recientes que traten de crítica cultural puede mostrar que, aunque la traducción es un lugar común en áreas tan diferentes –pero asimismo tan relacionadas- como las teorías lingüísticas de la equivalencia, la literatura comparada, la historia de las ideas y la antropología cultural, el alcance y el significado de esta noción pueden resultar, sin embargo, poco definidos dependiendo del contexto en el que aparezca. Puede ser que todavía necesitemos una teoría sistemática de la traducción cultural implícita en cualquier circunstancia de contacto entre culturas pues, aunque existe un buen número de estudios fundamentales que abordan esta cuestión, parece necesario establecer qué se entiende por traducción en el contexto del contacto cultural o en el de la interpretación de culturas antes de abordar un tema tan problemático”.

2. Perspectiva lingüística

Desde la perspectiva lingüística, el enfoque de Ferdinand de Saussure[1] parte de que cada lengua es un conjunto de unidades lingüísticas entrelazadas entre sí y que, el sentido de una palabra depende de la existencia o no de todos los demás vocablos que se refieren o pueden referirse a la realidad designada por este término en una sociedad determinada.

Según este autor la lingüística puede proponerse como un sistema semiótico y por lo tanto, sus conceptos se pueden aplicar a otras áreas sociales o culturales. Aunque cabe señalar que la diferenciación saussurreana entre el significado y el significante no cobra sentido si se transfiere a fenómenos sociales habituales[2]. En los últimos treinta años, el enfoque de estudio en traducción ha cambiado desde una perspectiva lingüística a un enfoque cultural. De este modo, ya no es solo un producto lingüístico, sino una transmisión cultural e ideológica del texto original que va en consonancia con la función social de la traducción. Esta nueva propuesta no se limitó en la traducción como una producción entre dos lenguas diferentes sino más bien a dos áreas culturales totalmente distantes entre sí. Esta transmisión entre dos elementos culturalmente distintos ha añadido un problema más a la traducción.

A principios del siglo XIX, Humboldt habla de la relación entre lengua y cultura. Según Hurtado [2001: 607] define la lengua como: “una actividad del ser humano, expresión de su pensamiento”. Sin embargo los lingüistas contemporáneos como es el caso de Halliday [1978, apud Hurtado, 2001: 607]: “(…) van más lejos al definir la cultura como un aparato semiótico constituido por diferentes sistemas, uno de los cuales es la lengua y cuyo análisis, por consiguiente, no puede efectuarse desligado de ese aparato semiótico del que forma parte”.

La traducción no solo es una disciplina que tiene la función –a nivel lingüístico–  de pasar un mensaje de un idioma a otro; consiste también en entablar relaciones entre dos culturas diferentes, aunque existen elementos culturales que presentan dificultades traductológicas, sobre todo, cuando un rasgo lingüístico no existe en lengua término (en adelante LT).

Newmark habla, en este caso, de buscar un equivalente cultural aproximado [1992: 119]: “el equivalente cultural es la traducción aproximada de un término cultural de la lengua original (en adelante LO) por otro término cultural de la LT”. Según Hurtado [2001: 607], Catford habla de “intraducibilidad cultural” “cuando un rasgo situacional, funcionalmente relevante para el texto en LO, no existe en la cultura de la que la LT es parte” [Catford, 1965/1970: 164]. Lo cual quiere decir que se plantean problemas de índole lingüístico, estilístico o sociológico, entre otros. La traducción de un texto requiere, pues, el entendimiento de las realidades sociolingüísticas a las cuales hace referencia el texto fuente, de ahí la relevancia que tiene la transmisión de estos valores a nivel traductológico.

Es evidente que dentro de una lengua pueden existir varias culturas. A modo de ejemplo, las diferencias entre las comunidades lingüísticas en el mundo árabe dificulta, en algunas ocasiones, el entendimiento entre los hablantes incluso dentro del mismo país, debido a la diversidad dialectológica entre los países árabes por un lado y dentro de las distintas regiones de un mismo país, por otro. Salvo que utilicen el árabe clásico como lengua estándar o el árabe culto, en el sentido expresado por Cortés [1966]; reconocido por la mayoría. La utilización de la lengua estándar queda restringida a la capa social instruida, a nivel universitario, institucional y en los medios de comunicación. Se utiliza más bien a nivel escrito y en los textos oficiales. Por lo tanto, los rasgos distintivos, lingüísticamente hablando, no sobrepasan las diferencias terminológicas del uso lingüístico propio de cada país.

Ortega Herráez [2007:12] afirma: «Evidentemente cuando el intercambio lingüístico es oral la lengua árabe moderna ha de entenderse en sus variantes dialectales, ya que no podemos olvidar la situación de diglosia que caracteriza a la lengua árabe”. También hay diferencias entre, por ejemplo, las comunidades de lengua alemana, francesa, española que dependen del grado de variabilidad lingüística entre las zonas integrantes de dichas sociedades en cuestión.

3. Traducción y cultura

A partir de los años ochenta, se experimenta un cambio importante, sobre todo, con Bassnett y Lefevere. Muchos autores han reivindicado la traducción como fenómeno intercultural. La traducción se puede considerar, desde la perspectiva de la relación del binomio traducción y cultura [Hurtado, 2001: 607]  “la traducción no solo se produce entre dos lenguas diferentes, sino también entre dos culturas diferentes; la traducción es, pues, una comunicación intercultural”.

Se puede entender la traducción, a partir del papel del traductor, como mediador cultural [Hatim y Mason, 1995: 282]: “Los traductores median entre culturas (lo cual incluye las ideologías, los sistemas morales y las estructuras sociopolíticas) con el objeto de vencer las dificultades que atraviesan el camino que lleva a la transferencia de significado. Lo que tiene valor como signo, en una comunidad cultural, puede estar desprovisto de significación en otra, y el traductor se encuentra inmejorablemente situado para identificar la disparidad y tratar de resolverla”[3].

Newmark [1992: 133] considera que “la cultura es el modo de vida propio de una comunidad que utiliza una lengua particular como medio de expresión y las manifestaciones que ese modo de vida implica”. Este autor [1992: 135] parte de que las palabras culturales son fácilmente identificadas porque se expresan en un lenguaje particular, aunque existen diversas costumbres culturales expresadas mediante un lenguaje corriente, cuya traducción necesitaría un equivalente descriptivo-funcional adaptado y adecuado al contexto. Newmark habla de conceptos culturales cotidianos y no de palabras específicas que acarrean problemas de traducción. Nos ofrece unas consideraciones generales de gran importancia [1992: 136].

La traducción de todas las palabras culturales está regida por unas cuantas consideraciones de tipo general. Antes que nada, deben reconocer y aceptar los logros culturales a los que hace referencia el texto de la LO y, luego, respetar todos los países extranjeros y sus respectivas culturas. Los procedimientos de traducción a los que pueden acudir son dos totalmente opuestos: la transferencia, que por regla general en los textos literarios sirve para reflejar el colorido y ambiente locales, y, si se trata de textos especializados, puede ayudar a los lectores (algunos de los cuales pueden estar más o menos familiarizados con la LO) a identificar fácilmente el referente –sobre todo, un nombre o concepto– en otros textos o conversaciones. Por último, el traductor de una palabra cultural – que siempre depende menos del contexto que el lenguaje corriente- debe tener en cuenta tanto la motivación como el nivel cultural temático y lingüístico de los lectores.

La teoría de la manipulación, por su parte, propone la inscripción de toda traducción en un “polisistema”. Según esta teoría [Vidal, 1995: 66]: “Además, el polisistema está relacionado con otros sistemas culturales dentro de las estructuras ideológicas y socioeconómicas de la sociedad; posee un dinamismo que no es en absoluto mecánico o matemático”.

El más reciente estudio, que intenta relacionar traducción y cultura y estudia también la relación lengua y cultura nos llega de parte de Katan [1999, apud Hurtado, 2001: 608]: “este autor revisa las principales definiciones y modelos de análisis de la cultura, y estudia las relaciones entre lengua y cultura y entre traducción y cultura”.

Estos autores parten de que la traducción es una actividad comunicativa que se efectúa entre dos culturas diferentes por lo que el traductor ha de conocer bien las dos culturas y saber resolver diferencias culturales entre ambas lenguas. A la hora de traducir hay que tener en cuenta las diferencias culturales y abordarlas desde varias perspectivas a fin de resolverlas adecuadamente.

La primera cuestión que se debe plantear es definir estas diferencias culturales que nos pueden plantear problemas de traducción. Hurtado, al hablar de las diferencias culturales, analiza cinco ámbitos propuestos por Nida [1945] y recogidos por Margot [1979, apud Hurtado, 2001: 608]: “diferencias de ecología, de cultura material, de cultura social, de cultura religiosa y de cultura lingüística”. También nos habla de la aportación de los siguientes autores (Ibid).

Para Vlakhov y Florin [1970, apud Hurtado, 2001: 608] el término “realia” denota color histórico o local y lo resumen en cuatro tipos: “geográficos y etnográficos, folclóricos y mitológicos, objetos cotidianos y elementos socio históricos”.

Newmark [1988/ 1992: 133-146] plantea las siguientes diferencias: ecología, cultura material, cultura social, organizaciones, costumbres, actividades, procedimientos y conceptos, hábitos y gestos.

Nord [1994], que se basa en la propuesta de Agar [1992, apud Hurtado, 2001: 609] afirma: “(…) quien plantea que cada diferencia en el comportamiento de dos grupos culturales distintos constituye un punto rico, de fricción, y que la línea formada por esos puntos forma la barrera cultural entre dos comunidades, que permite percibir las diferencias en cada manifestación concreta de la comunicación intercultural”. Nord relaciona esa propuesta con las funciones del lenguaje, mostrando cómo, aunque las funciones pueden considerarse universales, su manifestación textual depende, además del material lingüístico, de las convenciones y normas de cada cultura.

Nord relaciona esta propuesta con las funciones del lenguaje que, aunque son universales, su manifestación textual depende de las convenciones y normas particulares de cada lengua:

  1. La función fática, las diferencias se expresan, por ejemplo, a nivel comunicativo como saludos, despedidas, tratamiento, etc.
  2. La función referencial: hay diferencias cuando se trata de representar o describir un objeto y cómo se informa de estas referencias en el texto.
  3. La función expresiva: se produce a la hora de expresar emociones u opiniones, valores éticos y morales, etc.
  4. La función apelativa: hay diferencias relacionadas con la persuasión del receptor y su manera de reaccionar.

Katan [1999: 45, apud Hurtado, 2001: 609] propone otros niveles que organizan la información cultural:

  1. El entorno: en el cual intervienen factores como el entorno físico y político, la manera de vestir, los olores, etc.; y las divisiones y marcos temporales que son diferentes en cada lengua.
  2. La conducta: se refiere a comportamientos que rigen cada lengua.
  3. Las capacidades: se trata de estrategias y habilidades comunicativas, también de la transmisión y la percepción de los mensajes. Incluye el modo, el tono de la voz, etc.
  4. Los valores: el conjunto de valores en una sociedad determinada. Katan señala que los valores son compartidos de modo diferente según la posición del grupo social (dominante o dominado).
  5. Las creencias: basadas sobre la fe para hacer o no hacer ciertas cosas.
  6. La identidad: es el nivel más alto y por tanto domina los otros niveles.

Se denota la gran diversidad intercultural y la variedad de los aspectos que forman y conforman cada cultura. Conviene, en este sentido indagar sobre estudios descriptivos que aborden las diferencias culturales puestas de manifiesto en cada situación comunicativa o traductológica. Nos referimos a la noción de culturema que se usa cada vez más en los estudios culturales y traductológicos. Es una noción reciente que está aún por definir.

4. Culturemas: definiciones y uso

El estudio sobre culturemas forma parte de las investigaciones realizadas por el Grupo de Investigación de Lingüística Tipológica y Experimental (GILTE) de la Universidad de Granada, que desde 1997 trata temas relacionados con el léxico y culturas de las lenguas del mundo[4].

Trataremos de dar algunas definiciones más relevantes en este aspecto. Vermeer [1983b, apud Hurtado, 2001: 611] sigue la propuesta de la Kulturemtheorie de Oksaar [1958] y propone el concepto de culturema, recogido también también por Nord [1997: 34] que define el culturema como: “Un fenómeno social de una cultura X que es entendido como relevante por los miembros de esa cultura y que, comparado con un fenómeno correspondiente de una cultura Y, es percibido como específico de la cultura X”.

Según Mayoral Asensio [1999:67-72], Nord cita la siguiente definición de culturema, atribuida a Vermeer [1983: 8][5]: “Un fenómeno social de una cultura A que es considerado relevante por los miembros de esta cultura y que, cuando se compara con un fenómeno social correspondiente en la cultura B, se encuentra que es específico de la cultura A”.

Luque Durán [2009ª, apud Luque Nadal 2009: 3] por su parte, establece que: “Los culturemas son unidades semióticas que contienen ideas de carácter cultural con las cuales se adorna un texto y también alrededor de las cuales es posible construir discursos que entretejen culturemas con elementos argumentativos. Por principio, el número de culturemas no es fácil de cuantificar, ya que en cualquier sociedad existen un número ilimitado de culturemas, que se incrementan continuamente; probablemente en una lengua– según los  hablantes y su nivel de cultura– existan cientos si no miles”.

Sin embargo Newmark [1992: 134] considera que: “La mayor parte de las palabras “culturales” resultan fáciles de identificar por estar asociadas con un lenguaje particular, y no se pueden traducir literalmente, pero existen muchas costumbres culturales descritas en un lenguaje corriente (mud in your  eye, que en español da “salud y pesetas”) cuya traducción debería incluir un equivalente descriptivo-funcional adecuado, ya que una traducción literal falsearía el sentido”.

Cada sociedad determinada cuenta con un número ilimitado de culturemas que van en aumento según el número de hablantes y su nivel cultural. Los motivos de la creación de los culturemas son variados, dependen de la política, el cine, la televisión, modas u otro tipo de creación. En definitiva, cualquier evento que tenga especial relevancia en la lengua, tanto a nivel oral como escrito.

Hurtado [2001: 610] sostiene: “Nida [1975 a] señala que la abundancia del uso de un vocabulario relacionado con un ámbito cultural es directamente proporcional a la relevancia de ese ámbito en su cultura; existe, pues, un léxico especialmente rico en una lengua relacionado con aspectos culturales propios (por ejemplo, el léxico de la tauromaquia en el caso español, o el que se refiere al desierto en árabe)”.

Nida hace referencia a la relación del vocabulario con el ámbito cultural. En cada cultura existe un léxico especialmente  rico en una lengua enlazado con aspectos culturales determinados. Algunos artículos de opinión actuales en español, inglés, francés y árabe, presentan frecuentemente dificultades en la comprensión para un lector no habituado con los conceptos culturales ligados a la cultura y la época de un país determinado. Rasgo que implica un conocimiento no solo a nivel gramatical y léxico sino también, tener nociones más profundas de la cultura de la lengua meta.

Hay que tomar en consideración las divergencias terminológicas en la Traducción e Interpretación entre la Civilización Occidental y Oriental. La diferencia fundamental reside en la forma de la transmisión de la palabra a partir de la lengua original en la lengua meta.

Cada civilización tiene sus valores éticos, por ejemplo, al- hyaÿ"الحياء" , no se puede traducir por “vergüenza” o “complejo” en español o “timide” en francés sino por “pudor”. Este término tiene un valor moral para los musulmanes.

Hay que tener presente que la terminología religiosa plantea serios problemas teniendo en cuenta que el lenguaje coránico se conoce como la palabra divina de Dios. Desde la perspectiva islámica, las versiones del Corán a otros idiomas se consideran meras explicaciones [Peña, 2009: 95]. El Corán se funda sobre la fe الايمان (al- iman), la revelaciónالوحي  (al-wahy) y sobre la inspiración التنزيل (al-tanzil) que Dios otorgó a su enviado, el profeta Muhammad. Su traducción, por no decir imposible, es impensable, pues la lengua que utiliza es sagrada, protegida por el poder divino. Dice Peña [2009: 95]: “Dada la extrema trascendencia del Corán para millones de personas desde hace catorce siglos, así como el problema de traducibilidad que plantea, el Libro sagrado islámico constituye uno de los hitos en la historia universal de la traducción. Es difícil concebir, si se adopta la perspectiva islámica, tarea más grave que transmitir los signos sagrados atribuidos a Dios en otra lengua que la escogida por este”.

Se plantean varios problemas de tipo terminológico en algunos casos y en otros las soluciones que se ofrecen se quedan limitadas a nivel semántico, por lo que el rasgo de sonoridad pierde su efecto por completo. Según Roser Nebot [1993: 630]: “El Corán se plantea como la realización más perfecta que pueda llevarse a término con las posibilidades que ofrece la lengua árabe, situándolo, a un tiempo, fuera de la capacidad de ningún nativo de esa lengua para superar o siquiera emular un resultado semejante. Porque su autor, según la creencia islámica, es Dios y como se ha visto con anterioridad, nadie puede sobrepasarle en cuestión alguna que se preste. Y el desafío queda abierto desde su primera manifestación hasta el fin de los tiempos”.

He aquí algunos ejemplos, presentados por Peña. Es un texto sacado del reverso de un dirham almohade, moneda de plata que data del siglo XII y XIII d. C.

El texto de su reverso es aleccionador para la historia reciente de la traducción del árabe. Son tres líneas:الله ربنا  Allah rabbu-na/ محمد رسولنا Muhámmad rasulu-na/ المهدي امامنا Al –mahdi imamu-na, que suelen traducirse: “Dios es nuestro Señor. Mahoma, nuestro profeta. El Mahdi, nuestro imán”.

Peña (Ibid) hace un análisis de los seis términos y destaca, en resumidas palabras, algunos problemas de traducción:

الله Allah: algunos arabistas sustituyeron Alá por Dios, lo que supone una diferenciación explícita entre el Islam y el Cristianismo.

ربنا Rabbu-na: se refiere a Dios, se ha sustituido por  Señor, por ser una palabra de uso frecuente para los cristianos.

محمد Muhammad: normalmente se utiliza Muhammad frente a Mahoma, por tener este concepto una connotación negativa.

رسولنا Rasulu-na: no es muy satisfactoria la opción porque hay otro término que la designa en árabeنبي  nabi.

المهدي Al-mahdi: se refiere al fundador del movimiento religioso almohade, Ibn Tumart, se mantiene el nombre propio para reflejar el menor número posible de concurrencias entre el Cristianismo y el Islam.

امامنا Imamu-na: la frase “El Mahdi es nuestro imán” no transmite el sentido integro de la frase ya que el sentido de “guía” o “maestro” desaparece tras el cultismo “imán”.

Estos problemas de traducción reflejan el desconocimiento entre los dos polos Islam y Occidente.

En otro estudio presentado por Vega, Peña y Feria [2002: 20] se subraya lo siguiente:
“Es verdad que el conocimiento de la lengua árabe es superfluo si de lo que se trata es de investigar en la metrología y el sistema monetario; y basta con unos rudimentos para ahondar en aspectos históricos o incluso epigráficos. Y ello queda demostrado en el hecho de que algunos de los principales conocedores de la numismática andalusí contemporáneos no son especialistas en lengua árabe”.

Más adelante dichos autores [2002: 36] afirman que: “Paradójicamente, esta simplificación en el contenido va acompañada de un cuidado en la utilización de artificios lingüísticos que no tiene precedentes en la amonedación andalusí o norteafricana, y que no ha recibido, que sepamos, atención en las fuentes secundarias. Nos referimos al carácter simbólico que adopta el dirham almohade como representación tangible de un sistema de creencias religiosas, cosmológicas, éticas y políticas, y tal vez también esotéricas”.

La traducción, por ejemplo, de “الصلاة” al- salat, por Oración, se queda restringida a nivel léxico y no alcanza niveles pragmáticos de índole religioso específico de la sociedad musulmana.

La Oración en la civilización occidental significa súplica, es decir, según la RAE, “ruego que se hace a Dios y a los santos”. Sin embargo, en el Islam, alude, además de las plegarias a Dios, a una serie de movimientos que los musulmanes practican cinco veces al día.

Aludimos en este aspecto a algunas connotaciones negativas a la hora de traducir conceptos tan sumamente relacionados con la cultura arabo-musulmana como es el caso de “Guerra Santa” por yihad y “Santo” por Waliy. Cada concepto tiene su propia definición y está totalmente relacionado con un contexto determinado propio.

Cabe señalar que el Corán constituye la columna vertebral de la lengua árabe porque ha contribuido en su mantenimiento, contrariamente a las otras lenguas semíticas. Hoy en día, la lengua árabe constituye un elemento unificador, de gran importancia en el mundo árabe.

Destacamos algunos casos de culturemas en árabe [Luque Nadal, 2009:10]:  أبلغ من قيس بن سعيد (ablag min Qays Ben Sa‘id) (Tan elocuente como Qays Bin Sa‘id أذنب من أبي لهب (adnab min abi lahab) (Tan pecador como Abu Lahab);أكذب من مسيلمة (akdab min Musylama (tan mentiroso como Musylama); أحكم من لقمان (ahkam min Luqman) (tan sabio como Luqman)[6].

Newmark [1992: 133] distingue entre el lenguaje “cultural”, “universal” y “personal”. Las palabras que forman el lenguaje universal como vivir, morir, luna, tierra, etc., no presentan problemas de traducción. Sin embargo, conceptos como monzón, estepa, dacha, chador, son palabras específicas de una cultura determinada, pertenecen a un contexto y transferencia cultural concreta. Estos elementos culturales como ya hemos mencionado antes pueden relacionarse con la ecología, la religión, la sociedad, etc.

Newmark [1992: 145] indica que hay que tener en cuenta factores contextuales para transferir los elementos culturales como:

- Objetivos del texto, se refiere a la finalidad y propósito del texto.

- Motivación y nivel cultural, se tiene en cuenta el grado de interés y formación de los lectores a nivel técnico y lingüístico.

- Importancia del referente cultural en el texto original. Es importante reflejar este rasgo, a través del cual podemos conocer la cultura del otro.

- El marco tanto textual como contextual.

- Novedad de los términos, se trata de buscar el referente más adecuado.

- El futuro del referente, se entiende el grado de aceptabilidad y permanencia en el uso de un referente en el texto meta.

Newmark presenta doce procedimientos técnicos para el uso de estos elementos culturales. Citamos, a modo de ejemplo: el préstamo; el equivalente cultural; la traducción literal; la neutralización (adaptación a la pronunciación ortográfica y morfológica de la lengua de llegada); la supresión (cadenas lingüísticas redundantes); el doblete (uso de dos o más técnicas); etc.

Hewson y Martin [1991, apud Hurtado, 2001: 612] elaboran una serie de opciones, dependientes de la relación entre las dos culturas como la reducción, la marginalización, la inserción y la conversión.

Hervey y Higgins [1992] (Ibid) hablan de filtro cultural, noción empleada anteriormente por House [1986] para la traducción de las marcas culturales y con el fin de mantener la función del texto original. Estos autores distinguen diferentes tipos de filtros textuales cuya función es la transposición cultural que supone la elección de varias alternativas y que, según ellos, contemplan los rasgos de la cultura de partida y los semblantes de la cultura de llegada.

Katan [1999, apud Hurtado, 2001: 614] habla de los marcos que son “representaciones mentales de situaciones que sirven para categorizar la experiencia del individuo. Desde este punto de vista, en la resolución de los elementos culturales a la hora de traducir hay que conseguir que el destinatario active los marcos adecuados”.

Este autor propone tres grandes mecanismos de trasvase en relación a los elementos culturales: la generalización, la supresión y la distorsión[7].

Los culturemas no pueden existir fuera de un contexto sociocultural determinado sino que son fruto de una transferencia cultural enmarcada dentro de dos culturas diferentes, por lo que presentan problemas diferentes, según el tipo de contacto establecido entre las dos culturas.

Pamies Bertrán [2007,  2009, apud Luque Nadal, 2009: 4] considera que los culturemas son símbolos extralingüísticos motivados culturalmente y que “sirven de modelo para que las lenguas generen expresiones figuradas, inicialmente como meras alusiones a dicho simbolismo. Cuando han entrado en la lengua como componentes frasemas, las formas se fijan pero el culturema conserva su "autonomía" en la medida en que es su valor simbólico el que cohesiona conjuntos de metáforas, y permite seguir creando nuevas metáforas a partir de él. Son extra-lingüísticos en la medida en que, aun siendo verbalizables, no son necesariamente verbalizados, y cuando lo son, ello ocurre siempre a posteriori, mediante una “doble codificación”, en el sentido lotmaniano”.

Mayoral Asensio[8] [1999: 67-88] resume las aportaciones de algunos investigadores sobre traducción y cultura como sigue: “Las denominaciones relacionadas con los referentes culturales (objetos) son referencias culturales (escuela de Granada), culturemas (Nord), realias, realias culturales (escuela eslava y de Leipzig), presuposiciones (Nida y Reyburn), referentes culturales específicos (Cartagena) y divergencias metalingüísticas (comparativismo). Las denominaciones relacionadas con las referencias (signos) son  segmentos marcados culturalmente (Mayoral y Muñoz),  referencias culturales (escuela de Granada), palabras-realias (escuela eslava y de Leipzig),  nombres de referentes culturales específicos (Cartagena), indicadores culturales (Nord), palabras culturales (Newmark) y léxico vinculado a una cultura (Katan)”.

Otros autores se interesan más por las técnicas a la hora de traducir los realia.Vlokhov y Florin [1970, apud Hurtado, 2001: 612]: “Proponen seis maneras de traducir los realia: transcripción, calco, formación de una palabra nueva, asimilación cultural, traducción aproximada (trasladar el significado general de la palabra) y traducción descriptiva. El traductor, según estos autores, debe dar a la traducción un color local sin por ello producir un exceso de extrañeza”.

Margot [1979, apud Hurtado, 2001: 612] plantea tres cuestiones fundamentales:

1-  Las culturas recurren a medidas diferentes para alcanzar objetivos similares ya que los elementos culturales no proceden de una misma cultura, sino que son el resultado de un trasfondo cultural. Presentamos el caso de la palabra Makbara, que según Juan Goytisolo ya se utilizaba en los textos de la Edad Media para designar el cementerio de los musulmanes con la palabra macabro, recogida en siglo XIX a través de le macabre en francés. Los mismos franceses han recogido el término del árabe مقبرة (maqbara) [Benramdane, 1987: 97].

2-  Los mismos objetos o acontecimientos dependen del contexto en el que aparecen y pueden variar de sentido como es el caso de los falsos amigos. Hay algunas palabras de origen árabe que cambian totalmente la forma semántica, por ejemplo, el significado de la palabra española mezquino, según la RAE significa entre otras acepciones pequeño, pobre, desdichado, mientras que en árabe significa una persona humilde y buena. Lo mismo ocurre con la palabra algarabía, la RAE define este concepto por “manera de hablar atropelladamente y pronunciando mal las palabras”, “enredo, maraña”; mientras que su origen al-´arabiya significa hablar bien y correctamente.

3-  En el caso de la inexistencia de objetos y acontecimientos en la otra cultura, en el caso de la tauromaquia, la cultura del vino y todo lo relacionado con el jamón. Realidades específicas de Occidente y que plantean problemas de traducción hacia el árabe.

Sabir, en su artículo “Limitaciones sociolingüísticas de la traducción: algunas soluciones” [1988: 63- 74], presenta unos ejemplos muy ilustrativos de determinados conceptos específicos de un sistema lingüístico determinado y que está estrechamente relacionado con un contexto sociolingüístico concreto. En este caso, parte de un concepto muy ligado a la cultura española como es el sustantivo matador. La cursiva es nuestra, y tenemos la certeza de que en el mundo de la tauromaquia, cobra el sentido de “Torero que mata con la espada” según la RAE o de “Torero que mata el toro en las corridas”, según María Moliner. Estas definiciones no quedan bastante claras para un destinatario que desconoce las implicaciones semánticas de dicha definición y que no haya presenciado una corrida de toros. Lo cual quiere decir que necesitaría descifrar connotaciones como “torero, toro, corrida”.

Dentro de un marco europeo como es el caso del francés se traduce por el lexema Tueur o Tueur de Taureux, en árabe se traduce por: الثيران مصارع, traducción bastante aceptada. En ambos casos, solo se ha traducido la denotación del significante, dejando aparte todas las connotaciones que encierra la palabra. El francés resuelve el problema con un préstamo del español Matador, y en árabe no se contempla esta vía. Dice Sabir [1988: 65]: “Esta operación de transferencia léxica del español al francés, única alternativa parcialmente eficaz, como se verá, no se verifica en lo que respecta al árabe, por lo que en esta lengua el uso del lexema meramente denotativo no puede dejar de plantear serios problemas en la didáctica entre otras ciencias”.

La poesía árabe clásica representa un claro ejemplo de problema de trasvase cultural intraducido, y nos evidencia que uno de los motivos es la dificultad de los originales. Los poetas árabes eran muy dados a utilizar metáforas[9]. “Unas son esperables, como la identificación del viento con un quejido; otras resultan extrañas, como la que hace de las nubes avestruces” [Peña, 2009: 85].

5. Algunos ejemplos de la versión árabe de Cuaderno de Sarajevo de Juan Goytisolo

He aquí algunos ejemplos de la obra Cuaderno de Sarajevo en los cuales hemos deducido que ciertos elementos culturales se omiten en la traducción árabe. La razón no estriba en las dificultades, que veníamos enumerando anteriormente o aplicando alguna teoría citada. El problema que se plantea aquí es bastante notorio. Daremos algunos ejemplos de rasgos culturales que han sido omitidos con un simple “toque de pluma”.

He aquí algunos ejemplos ilustrativos. Lo subrayado es nuestro y pone sobre el tapete elementos culturales de suma importancia en el  texto original (TO) y que han sido simplemente eliminados (páginas: 14- 17-59-60-67).

Haremos una presentación y comentario sobre el estado de la cuestión de los enfoques traductológicos que llaman la atención en la versión árabe comparándolos con el TO, y con la traducción francesa (en adelante TF), centrando nuestro interés sobre los conceptos que relacionan segmentos del TO y del texto meta (TM) y las propuestas del traductor.

El hecho de añadir la traducción francesa nos ha aportado, por una parte, elementos favorables a la hora de valorar la traducción, y por otra, nos pone en bandeja estrategias a seguir y adaptaciones hechas a la medida del TO en otra lengua.

T.O. (N.pp) p.14. Estos ejemplos de la barbarie reinante en Bosnia han sido espigados del conmovedor testimonio Les bosniques, de Volivar Colic, escritor bosnio refugiado en Francia.

T.F.p. 12. Ces exemples de la barbarie qui règne en Bosnie sont extrait de l´émouvant témoignage Les Bosniques de Velibor Colic, écrivain bosnique réfugié en France, éd. Galilée-Carrefour des Littératures, Paris, 1993.

د.س.ص.24.سط.9. ( هذه أمثلة من المشاهد المتوحشة التي جمعتها شهادة كاتب بوسني لجأ إلى فرنسا).

ت.ش. هذه أمثلة من المشاهد المتوحشة الشاملة في البوسنة انتقيت من الشهادة المؤثرة لكتاب البوسنة، من

تأليف بوليفار كوليك وهوكاتب بوسني لجأ إلى فرنسا.

Observación: La traducción francesa consigue retomar todos los elementos, tanto culturales como léxicos. Cita que esta barbarie ocurre en Bosnia, espacio geográfico y sociocultural donde se desarrolla toda la acción de la novela e incluso amplía la referencia bibliográfica del libro citado por Goytisolo. Transferencia cultural no se limita al concepto en sí, otorga más énfasis a los elementos mencionados, como es el caso de esta información adicional que aporta datos de la editorial, de la ciudad y del año de edición, facilitando de esta manera la localización del libro en caso de necesidad. Mientras que la traducción árabe no habla ni del lugar donde se desarrollan los hechos, ni del nombre del libro, ni del autor, ni del conmovedor testimonio que otorga Juan Goytisolo al autor del libro.

En la traducción que ofrecemos, hemos podido, sin grandes dificultades, recoger el lugar de los hechos, el título de la obra y el nombre de su autor.

T.O.p.17. En el hotel de Split adonde me conducen mis compañeros Alfonso Armada y Gervasio Sánchez, avanzados ya a los sucesos sangrientos y lances surrealistas comunes hoy en la abolida federación yugoslava, me detengo a leer las ofertas destinadas a los periodistas.

T.F.p.15. A l´hôtel de Split où me conduisent mes compagnons Alfonso Armada et Gervasio Sánchez, déjà familiarisés avec les événements sanglants et les situations surréalistes qui sont désormais le lot quotidien de la défunte Fédération Yougoslave, je m´attarde à lire les annonces destinées aux journalistes.

د.س.ص.27.سط.3. في فندق سبليت الذي قادني إليه زميلاي ألفونسو أرمادا وخيرفاسيو سانشيث، توقفت لأقرأ العروض الموجهة إلى الصحافيين.

ت.ش. في فندق سبليت الذي قادني إليه زميلاي ألفونسو أرمادا وخيرفاسيو سانشيث،اللذان كانا متعودين على الأحداث الدامية و الوقائع السريالية المألوفة اليوم في الإتحاد اليوغوزلافي المندثر، توقفت لأقرأ العروض الموجهة إلى الصحافيين.

Observación: La TF mantiene los mismos elementos, con la misma estructura gramatical y léxica. Se esmera en traducirlo todo, sin perder detalle alguno. La traducción árabe empieza con la misma estructura del texto original, pero omite toda la frase subrayada en el original, lo que produce un vacío léxico, cultural e histórico, fundamental en el contenido de la obra, de mucho interés tanto para el autor como para el receptor.

T.O.p. 59-60. Antes de la llegada de los nazis éramos 14.000, de ellos 10.000 sefardíes. La mayoría murió en deportación. Entre los que se salvaron, algunos permanecieron ocultos en la ciudad, otros regresaron al terminar la guerra.

T.F.p. 50. Avant l´arrivée des nazis, nous étions quatorze mille dont dix mille séfarades. La majorité est morte en déportation. Les survivants sont ceux qui sont restés dans la ville en se cachant ou qui sont revenus à la fin de la guerre.

د.س.ص.56.سط.16. وصل عددنا إلى 14 ألفا قبل وصول النازية منهم 10 آلاف من السفارديم، البعض ظل مختفيا في المدينة، وآخرون عادوا إليها بعد انتهاء الحرب.

ت. ش. وصل عددنا إلى 14 ألفا قبل وصول النازية، منهم 10 آلاف من السفارديم، أغلبيتهم ماتوا في المنفى، أما الذين بقوا على قيد الحياة ظل البعض منهم مختفيا في المدينة، وآخرون عادوا إليها بعد انتهاء الحرب.

Observación: El personaje, David Kamhi, que ocupa el cargo de vicepresidente de la Sociedad Humanitaria, Cultural y Educativa Judía [Goytisolo, C.S: 59] habla de un hecho histórico muy triste, la muerte de los judíos deportados. El traductor, sin embargo, omite este final triste, como si nada hubiera pasado. Según entendemos, parece ocultar una información bastante importante.

6. Conclusión

Los rasgos culturales e históricos son fundamentales en un texto determinado, determinan toda una civilización. Sería desacertado tratar de omitirlos o traducirlos inadecuadamente. Mediante estos ejemplos, el receptor del texto meta no percibe parte fundamental del texto origen, en vez de una cercanía asistimos a una lejanía cultural e histórica, que determina el grado y la visión que tiene el traductor del trasvase de estos elementos. No presenciamos realidades lingüísticas ni extralingüísticas del trasfondo histórico y cultural, sucesos que pueden aportar conocimientos para el lector árabe, ávido de estos datos. Hay que considerar, además, que las omisiones se dan a otros niveles, mencionados en el apartado citado anteriormente.

Cabe señalar con reminiscencia que, en términos generales, el texto original condiciona las referencias culturales en la traducción. Depende, generalmente, del género del texto (periodístico, técnico, científico, etc.) y cada caso produce un problema diferente y las soluciones varían según el tipo de textos.

Existen, entonces, varias soluciones para la traducción de las referencias culturales o culturemas que van en función del contacto entre las dos culturas, del género textual, de la finalidad de la traducción, etc. [Hurtado 2001: 615]. Las técnicas utilizadas son muy variadas, citamos, a modo de ejemplo: adaptación, ampliación, generalización, préstamo, etc. La estrategia del traductor es fundamental para resolver este tipo de complejidad en un texto dado y lo menos habitual es la omisión total o parcial de los datos que, en este caso, sale de los parámetros establecidos en la calidad y sobre todo, tratando de la “fidelidad” en la traducción.

Bibliografía

  1. Benjamin, W. “La tarea del traductor”, Angelus Novas, título original, Shriften, traducción de H.A. Murena, Edhasa, Barcelona, 1971.
  2. Ben abd Allah, A. A. Fi al-taryama, silsilat sira, Tánger, 1998.
  3. Benveniste, E. Problèmes de linguistique générale I, Gallimard, Paris, 1966. [Traducción: Problemas de lingüística general, México, Siglo XXI, t. I, 1974].
  4. Ben Ramdan, A. “Reflexiones sobre los textos de Juan Goytisolo traducidos en la prensa árabe”, en La traducción y la crítica literaria. Actas de las Jornadas de Hispanismo Árabe. Agencia Española de Cooperación Internacional, Madrid, 1990, pp. 234-237.
  5. Ben Ramdan, A. “El dialecto marroquí empleado en la obra de Juan Gytisolo: función y significación”. Escritos sobre Juan Goytisolo, Coloquio en torno a la obra de Juan Goytisolo, Instituto de Estudios Almerienses, Almería, 1988, pp. 91-98.
  6. Ben Salem, A. Juan Goytisolo ou les paysages d’un flâneur, Fayard, Institut du Monde Arabe, Paris, 1996.
  7. Cabbonell Cortés, O. Traducir al otro: traducción, exotismo, poscolonialismo, Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, Cuenca, 1997.
  8. Cortés, R. L., Camacho, A.Mª.¿Qué es el análisis del discurso? Octaedro, Barcelona, 2003.
  9. Corriente, F. Diccionario Árabe-Español, Instituto Hispano-Árabe de Cultura, Madrid, 1986.
  10. Corriente, F.  Diccionario Español-Árabe, Instituto Hispano-Árabe de Cultura, Madrid, 1970.
  11. Cortés, J. Diccionario de árabe culto moderno, Gredos, Madrid, 1996.
  12. Cortés, R. L., CAMACHO, A.Mª. , ¿Qué es el análisis del discurso? Octaedro, Barcelona, 2003.
  13. Claramonte, C.A.  Traducción, manipulación, desconstrucción, Ediciones Colegio de España, Salamanca, 1995.
  14. De Man, P. La Resistencia a la teoría, «La tarea del traductor de Walter Benjamín», Visor, Madrid, traducción de Elena Elorriaga y Oriol Francés, 1990, pp.115-162.
  15. Dolet, E. De la manière de bien traduire d´une langue en autre, Genève, Slatkine, 1540.
  16. Goytisolo, J. (1985), Reivindicación del Conde don Julián, Cátedra, Madrid.
  17. Goytisolo, J. (1986) Los Reinos de Taifa, Seix Barral, Barcelona.
  18. Goytisolo, J. (1993), Cuaderno de Sarajevo, El País-Aguilar, Madrid.
  19. Goytisolo, J. (1992), Makbara, Planeta, Barcelona.
  20. Goytisolo, J. Cahier de Sarajevo (1993), traduit de l´espagnol par François Maspero, La Nuée Bleue, Strasbourg.
  21. Goytisolo, J.  Daftar Sarayivu, Traducción e Introducción, Tal,at Sahin, Nasr al-Fanak, Casablanca, 1994.
  22. Goytisolo, J.  al-Arba,iniyya, traducción Ibrahim al-Jatib, introducción, ,Abd al- Fattah Kilitu, Nasr al-Fanak, Casablanca, 1995.
  23. Goytisolo, J.  Paisajes de guerra con Chechenia al fondo, El País-Aguilar, Madrid, 1996.
  24. Goytisolo, J.  Dafatir al-,unf al-Muqaddas: Daftar Sarayivu, al-Jaza,ir fi mahabbi al-Rih, Gazza-Ariha, La harb wa la Salam, Masahid harb, wa-l al-sisan Jalfiyatuha, Traducción e Introducción, Tal,at Sahin, Misr al-,arabiyya Li-Nasr wa-l Tawzi, El Cairo, 1996.
  25. Goytisolo, J.  Encuentro con el escritor Juan Goytisolo, Diputación Provincial de Granada y Fundación Mediterránea Montgomery Hart de Estudios Amazighs y Magrebíes, Palacio de los Condes de Gabia, Granada, 18 de febrero de 1998.
  26. Goytisolo, J. Escritos sobre Juan Goytisolo. Actas del II Seminario Internacional sobre la obra de Juan Goytisolo: Las Virtudes del pájaro solitario, Almería, 7, 8 y 9 de septiembre, 1989, Instituto de Estudios Almerienses, Almería, 1990.
  27. Hatim, B. Y Mason, I. Teoría de la traducción, Una aproximación al discurso, Ariel, Barcelona, 1995 (traducción de Salvador Peña).
  28. Herráez, Ortega, J. M. “La interpretación árabe- español en los juzgados y tribunales penales españoles: el intérprete y su papel profesional”, Puentes, Nº 8, Universidad de Granada, Granada, 2007, pp. 11-24.
  29. Hurtado Albir, A. Traducción y Traductología, Introducción a la Traductología, Cátedra, Madrid, 2001.
  30. Hurtado Albir, A. La notion de fidélité en traduction, Col. Traductologie, 5, Didier Érudition, Paris, 1990.
  31. Hymes, D. Language in culture and society: Linguistics and Antropology, Harper y Row cop, Nueva York, 1964.
  32. Hymes, D. Fondations in Sociolinguistics: An Ethnographic Approach, University of Pennsylvania Press, Filadelfia, 1974.
  33. Margot, J. C. Traduire sans trahir, l´Age d´Homme, Lausana, 1979 (Traducir sin traicionar, Ediciones Cristiandad, Madrid, 1987).
  34. Mayoral Asensio, R. “La Traducción de Referencias Culturales”, Sendebar 10/11, Universidad de Granada, 1999, pp.  67-88.
  35. Mayoral Asensio, R. Sincronización y traducción subordinada: de la traducción audiovisual a la localización de software y su integración en la localización de productos multimedia”, R. Mayoral y Tejada, A. (eds.), Primer Simposium de Localización Multimedia, Universidad de Granada (edición en disquete), 1997.
  36. Mayoral Asensio, R. “Nuevas perspectivas para la traducción audiovisual”, J. YUSTE FRIAS y A. ÁLVAREZ LUGRÍS (eds.), Estudios sobre traducción: la docencia universitaria y la práctica profesional, Universidad de Vigo, 1999a.
  37. Mayoral Asensio, R. La traducción de la variación lingüística, Monográficos de la Revista Hermeneus, UERTERE, Soria, 1999b.
  38. Mayoral Asensio, R. Aspectos epistimológicos de la traducción, Col. Estudios sobre la Traducció 8, Universitat Jaume I, Castellón, 2001.
  39. Mounin, G. Les problèmes théoriques de la traduction, Gallimard, Paris,  1977 (traducción de Julio Lago Alonso, Los problemas teóricos de la traducción, Gredos, Madrid).
  40. Newmark, P. Manual de traducción, Madrid, traducido por Virgilio Moya, Cátedra, 1992.
  41. Newmark, P. Los problemas teóricos de la traducción, traducido por Julio Lago Alonso, Gredos, Madrid, 1977.
  42. Nida, Eugene A. Toward a Science of Translating. With Special Reference to Principles and Procedures Involved in Bible Translating, Brill, Leiden, 1964.
  43. Nida, Eugene A.  y Charles R. Taber. The Theory and Practice of Translation, Brill, Leiden, 1969, Ediciones Cristiandad, Madrid, traducido por A. De la Fuente,  1982.
  44. Nord, CH. Translating as a Purposeful Activity, Functionalist Approaches Explained, St. Jerome, Manchester, 1997.
  45. Lefevere, A. Translating Literature, Practice and Theory in a Comparative Literature Context, The Modern Language Association of America, New York, 1992a.
  46. Lefevere, A. Traducción, reescritura y la manipulación del canon literario, Ediciones Clegio de España, Salamanca, 1992b, traducción de Mª Carmen África Vidal y Román Álvarez.
  47. Lefevere, A. “Why Waste our Time on Rewrites? The Trouble with Interpretation and the Role of Rewriting in an Alternative Paradigm”, Hermans, Theo (ed.). The Manipulation of Literature. Studies in Literary Translation. London & Sydney: Croom Helm, 1985, pp.  215-243.
  48. Luque Nadal, L., “Los culturemas: ¿unidades lingüísticas, ideológicas o culturales?”, Universidad de Córdoba, 2009, en http://elies.rediris.es/Language_Design/LD11/LD11-05-Lucia.pdf (consultado el 2 de junio de 2010).
  49. Peña, S. “Metáforas”, Cuadernos, Materia de trujamanes, Escuela de traductores de Toledo, Toledo, 2009, pp.  85-86.
  50. Peña, S. “Palabras”, Cuadernos, Materia de trujamanes, Escuela de traductores de Toledo, Toledo, 2009, pp.  95-96.
  51. Peña, S. “La madre de las batallas: un planteamiento pragmático de la ética del traductor”, Reflexiones sobre la traducción, Universidad de Cádiz, Cádiz, 1993, pp. 527-537.
  52. Peña, S. “Escucha, Rida: La reconstrucción de los entornos y el papel de traductor”, Homenaje al profesor José María Fórneas Besteiro, Universidad de Granada, Granada, 1995, pp. 411- 428.
  53. Peña, S., Vega Martín, M. “Solución”, Cuadernos, Materia de trujamanes, Escuela de traductores de Toledo, Toledo, 2009, pp.  119-120.
  54. Peña, S., Vega martín, M, Feria García, M. El mensaje de las monedas almohades, Numismática, Traducción y Pensamiento islámico, Universidad de Castilla-La Mancha, Cuenca, 2002.
  55. Roser Nebot, N. “Tafsir, luga y bayan: tres aspectos del i’yaz coránico, tres instrumentos de traducción” en Reflexiones sobre la traducción, Luis Charlo Brea, Cádiz, 1993.
  56. Sabir, A. “Limitaciones sociolingüísticas de la traducción: algunas soluciones”, en La traducción y la crítica literaria. Actas de las Jornadas de Hispanismo Árabe, Agencia Española de Cooperación Internacional, Madrid, 1988, pp.  63-74.
  57. Vermeer, H. J. “Translation theory and linguistics”, en P. Roinila, R. Orfanos & S. Tirkkonen-Condit, eds. Näkökohtia käänämisen tutkimuksesta, Joensuu: University of Joensu, 1983, pp. 1-10.



References:

  1. Benjamin, W. “La tarea del traductor”, Angelus Novas, título original, Shriften, traducción de H.A. Murena, Edhasa, Barcelona, 1971.
  2. Ben abd Allah, A. A. Fi al-taryama, silsilat sira, Tánger, 1998.
  3. Benveniste, E. Problèmes de linguistique générale I, Gallimard, Paris, 1966. [Traducción: Problemas de lingüística general, México, Siglo XXI, t. I, 1974].
  4. Ben Ramdan, A. “Reflexiones sobre los textos de Juan Goytisolo traducidos en la prensa árabe”, en La traducción y la crítica literaria. Actas de las Jornadas de Hispanismo Árabe. Agencia Española de Cooperación Internacional, Madrid, 1990, pp. 234-237.
  5. Ben Ramdan, A. “El dialecto marroquí empleado en la obra de Juan Gytisolo: función y significación”. Escritos sobre Juan Goytisolo, Coloquio en torno a la obra de Juan Goytisolo, Instituto de Estudios Almerienses, Almería, 1988, pp. 91-98.
  6. Ben Salem, A. Juan Goytisolo ou les paysages d’un flâneur, Fayard, Institut du Monde Arabe, Paris, 1996.
  7. Cabbonell Cortés, O. Traducir al otro: traducción, exotismo, poscolonialismo, Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, Cuenca, 1997.
  8. Cortés, R. L., Camacho, A.Mª.¿Qué es el análisis del discurso? Octaedro, Barcelona, 2003.
  9. Corriente, F. Diccionario Árabe-Español, Instituto Hispano-Árabe de Cultura, Madrid, 1986.
  10. Corriente, F.  Diccionario Español-Árabe, Instituto Hispano-Árabe de Cultura, Madrid, 1970.
  11. Cortés, J. Diccionario de árabe culto moderno, Gredos, Madrid, 1996.
  12. Cortés, R. L. ¿Qué es el análisis del discurso? Octaedro, Barcelona, 2003.
  13. Claramonte, C.A.  Traducción, manipulación, desconstrucción, Ediciones Colegio de España, Salamanca, 1995.
  14. De Man, P. La Resistencia a la teoría, «La tarea del traductor de Walter Benjamín», Visor, Madrid, traducción de Elena Elorriaga y Oriol Francés, 1990, pp.115-162.
  15. Dolet, E. De la manière de bien traduire d´une langue en autre, Genève, Slatkine, 1540.
  16. Goytisolo, J. (1985), Reivindicación del Conde don Julián, Cátedra, Madrid.
  17. Goytisolo, J. (1986) Los Reinos de Taifa, Seix Barral, Barcelona.
  18. Goytisolo, J. (1993), Cuaderno de Sarajevo, El País-Aguilar, Madrid.
  19. Goytisolo, J. (1992), Makbara, Planeta, Barcelona.
  20. Goytisolo, J. Cahier de Sarajevo (1993), traduit de l´espagnol par François Maspero, La Nuée Bleue, Strasbourg.
  21. Goytisolo, J.  Daftar Sarayivu, Traducción e Introducción, Tal,at Sahin, Nasr al-Fanak, Casablanca, 1994.
  22. Goytisolo, J.  al-Arba,iniyya, traducción Ibrahim al-Jatib, introducción, ,Abd al- Fattah Kilitu, Nasr al-Fanak, Casablanca, 1995.
  23. Goytisolo, J.  Paisajes de guerra con Chechenia al fondo, El País-Aguilar, Madrid, 1996.
  24. Goytisolo, J.  Dafatir al-,unf al-Muqaddas: Daftar Sarayivu, al-Jaza,ir fi mahabbi al-Rih, Gazza-Ariha, La harb wa la Salam, Masahid harb, wa-l al-sisan Jalfiyatuha, Traducción e Introducción, Tal,at Sahin, Misr al-,arabiyya Li-Nasr wa-l Tawzi, El Cairo, 1996.
  25. Goytisolo, J.  Encuentro con el escritor Juan Goytisolo, Diputación Provincial de Granada y Fundación Mediterránea Montgomery Hart de Estudios Amazighs y Magrebíes, Palacio de los Condes de Gabia, Granada, 18 de febrero de 1998.
  26. Goytisolo, J. Escritos sobre Juan Goytisolo. Actas del II Seminario Internacional sobre la obra de Juan Goytisolo: Las Virtudes del pájaro solitario, Almería, 7, 8 y 9 de septiembre, 1989, Instituto de Estudios Almerienses, Almería, 1990.
  27. Hatim, B. Y Mason, I. Teoría de la traducción, Una aproximación al discurso, Ariel, Barcelona, 1995 (traducción de Salvador Peña).
  28. Herráez, Ortega, J. M. “La interpretación árabe- español en los juzgados y tribunales penales españoles: el intérprete y su papel profesional”, Puentes, Nº 8, Universidad de Granada, Granada, 2007, pp. 11-24.
  29. Hewson, L., Martin, J. Redefining Translation. The variatinal approach, Routledge, Londres, 1991.
  30. Hurtado Albir, A. Traducción y Traductología, Introducción a la Traductología, Cátedra, Madrid, 2001.
  31. Hurtado Albir, A. La notion de fidélité en traduction, Col. Traductologie, 5, Didier Érudition, Paris, 1990.
  32. Hymes, D. Language in culture and society Linguistics and Antropology, Harper y Row cop, Nueva York, 1964.
  33. Hymes, D. Fondations in Sociolinguistics: An Ethnographic Approach, University of Pennsylvania Press, Filadelfia, 1974.
  34. Margot, J. C. Traduire sans trahir, l´Age d´Homme, Lausana, 1979 (Traducir sin traicionar, Ediciones Cristiandad, Madrid, 1987).
  35. Mayoral Asensio, R. “La Traducción de Referencias Culturales”, Sendebar 10/11, Universidad de Granada, 1999, pp.  67-88.
  36. Mayoral Asensio, R. Sincronización y traducción subordinada: de la traducción audiovisual a la localización de software y su integración en la localización de productos multimedia”, R. Mayoral y Tejada, A. (eds.), Primer Simposium de Localización Multimedia, Universidad de Granada (edición en disquete), 1997.
  37. Mayoral Asensio, R. “Nuevas perspectivas para la traducción audiovisual”, J. YUSTE FRIAS y A. ÁLVAREZ LUGRÍS (eds.), Estudios sobre traducción: la docencia universitaria y la práctica profesional, Universidad de Vigo, 1999a.
  38. Mayoral Asensio, R. La traducción de la variación lingüística, Monográficos de la Revista Hermeneus, UERTERE, Soria, 1999b.
  39. Mounin, G. Les problèmes théoriques de la traduction, Gallimard, Paris,  1977 (traducción de Julio Lago Alonso, Los problemas teóricos de la traducción, Gredos, Madrid).
  40. Newmark, P. Manual de traducción, Madrid, traducido por Virgilio Moya, Cátedra, 1992.
  41. Newmark, P. Los problemas teóricos de la traducción, traducido por Julio Lago Alonso, Gredos, Madrid, 1977.
  42. Nida, Eugene A. Toward a Science of Translating. With Special Reference to Principles and Procedures Involved in Bible Translating, Brill, Leiden, 1964.
  43. Nida, Eugene A.  y Charles R. Taber. The Theory and Practice of Translation, Brill, Leiden, 1969, Ediciones Cristiandad, Madrid, traducido por A. De la Fuente,  1982.
  44. Nord, CH. Translating as a Purposeful Activity, Functionalist Approaches Explained, St. Jerome, Manchester, 1997.
  45. Lefevere, A. Translating Literature, Practice and Theory in a Comparative Literature Context, The Modern Language Association of America, New York, 1992a.
  46. Lefevere, A. Traducción, reescritura y la manipulación del canon literario, Ediciones Clegio de España, Salamanca, 1992b, traducción de Mª Carmen África Vidal y Román Álvarez.
  47. Lefevere, A. “Why Waste our Time on Rewrites? The Trouble with Interpretation and the Role of Rewriting in an Alternative Paradigm”, Hermans, Theo (ed.). The Manipulation of Literature. Studies in Literary Translation. London & Sydney: Croom Helm, 1985, pp.  215-243.
  48. Luque Nadal, L., “Los culturemas: ¿unidades lingüísticas, ideológicas o culturales?”, Universidad de Córdoba, 2009, en http://elies.rediris.es/Language_Design/LD11/LD11-05-Lucia.pdf (consultado el 2 de junio de 2010).
  49. Peña, S. “Metáforas”, Cuadernos, Materia de trujamanes, Escuela de traductores de Toledo, Toledo, 2009, pp.  85-86.
  50. Peña, S. “Palabras”, Cuadernos, Materia de trujamanes, Escuela de traductores de Toledo, Toledo, 2009, pp.  95-96.
  51. Peña, S. “La madre de las batallas: un planteamiento pragmático de la ética del traductor”, Reflexiones sobre la traducción, Universidad de Cádiz, Cádiz, 1993, pp. 527-537.
  52. Peña, S. “Escucha, Rida: La reconstrucción de los entornos y el papel de traductor”, Homenaje al profesor José María Fórneas Besteiro, Universidad de Granada, Granada, 1995, pp. 411- 428.
  53. Peña, S., Vega Martín, M. “Solución”, Cuadernos, Materia de trujamanes, Escuela de traductores de Toledo, Toledo, 2009, pp.  119-120.
  54. Peña, S., El mensaje de las monedas almohades, Numismática, Traducción y Pensamiento islámico, Universidad de Castilla-La Mancha, Cuenca, 2002.
  55. Roser Nebot, N. “Tafsir, luga y bayan: tres aspectos del i’yaz coránico, tres instrumentos de traducción” en Reflexiones sobre la traducción, Luis Charlo Brea, Cádiz, 1993.
  56. Sabir, A. “Limitaciones sociolingüísticas de la traducción: algunas soluciones”, en La traducción y la crítica literaria. Actas de las Jornadas de Hispanismo Árabe, Agencia Española de Cooperación Internacional, Madrid, 1988, pp.  63-74.
  57. 57. Vermeer, H. J. “Translation theory and linguistics”, en P. Roinila, R. Orfanos & S. Tirkkonen-Condit, eds. Näkökohtia käänämisen tutkimuksesta, Joensuu: University of Joensu, 1983, pp. 1-10.



[1] Mounin habla del análisis Saussuriano y de la noción del sentido y afirma que la relación entre cosa y palabra es mucho más compleja [Mounin, 1971: 41]: “la traducción palabra por palabra jamás ha podido funcionar de manera satisfactoria: porque las palabras no tienen forzosamente la misma superficie conceptual en lenguas diferentes”.

[2] Hatim y Mason citan, en este caso el concepto at Tawaf que equivale a “circunvalación” y que no contribuye a la comprensión del concepto, dejando aparte el sentido connotativo religioso [1995: 140].


[3] Hay que distinguir entre mediador sociocultural entre grupos sociales y el traductor como mediador en el sentido de productor de un texto en lengua original de una manera más profunda, pudiendo transmitir la realidad sin matices ideológicos o de otras implicaciones [Hatim y Mason, 1995: 281-283].


[4] Véase el artículo publicado en: http://elies.rediris.es/Language_Design/LD11/LD11-05-Lucia.pdf Los culturemas: ¿unidades lingüísticas, ideológicas o culturales? , Lucía Luque Nadal, Universidad de Córdoba (consultado el 2 de junio de 2010). La autora cita algunas publicaciones interesantes del GILTE sobre el tema.

[5] Véase: http://www.ugr.es/~rasensio/docs/Referencias_culturales.pdf (consultado el 19 de junio de 2010).


[6] Luque Nadal da muchos ejemplos de culturemas en la antigüedad clásica, la Biblia y religión, historia de España, cuentos tradicionales e historia universal. Da unos criterios de delimitación de los culturemas; establece diferencias entre culturemas, paremias, idiomatismo, palabras culturales; trata las funciones de los culturemas y concluye entablando una relación entre culturemas y la visión del mundo. Véase: http://elies.rediris.es/Language_Design/LD11/LD11-05-Lucia.pdf.


[7] La generalización consiste en la sustitución de un elemento específico por otro más general. La supresión puede ser omisión o adición de información. La distorsión alude a cualquier tipo de cambio y puede tener varias manifestaciones [Hurtado, 2001: 614].

[8] Véase: http://www.ugr.es/~rasensio/docs/Referencias_culturales.pdf


[9] Véase, Peña, “Metáforas”, Cuadernos 10, 2009, p.85. Cita algunos ejemplos de conceptos figurados que aparecen en la poesía y menciona el referente real, por ejemplo: cuerda del pozo = lanza; esmeraldas = pezuñas de los caballos; parpadeo = relámpago, etc.


 
Нравится Нравится  
Из сборников конференции Россия и Запад:

Школа юного регионоведа


Основная информация
Запись в школу:

Заполните форму по ссылке - запись
E-mail: regionoved2005@yandex.ru
https://vk.com/public149054681


Выпуски журнала "Россия и Запад: диалог культур"

№ 1, 2012 г.  
№ 2, 2013 г.  
№ 3, 2013 г.  
№ 4, 2013 г.  
№ 5, 2014 г.  
№ 6, 2014 г.  
№ 7, 2014 г.  
№ 8, 2015 г.  
№ 9, 2015 г.  
№ 10, 2016 г.  
№ 11, 2016 г.  
№ 12, 2016 г.  
  № 13, 2016 г.  
№ 14, 2017 г.  
 
№ 15, 2017 г.